3 estrategias para enseñar a leer a tu hijo a partir de los 3 años

Mi Libro Magico, metodo asertivo para enseñar a leer.

Existe una serie de métodos hechos para que los infantes, específicamente aquellos que rondan los 3 de edad comiencen con las bases para aprender a leer, sin embargo debemos tener presente nuestro reloj biológico cuenta con ciertas variaciones, lo implica el no desarrollamos del mismo modo, ni al mismo ritmo.

Hay variaciones en nuestro desarrollo que se vuelven significativas cuando de aprender se trata, pues el proceso de aprendizaje es acercar a los infantes al mundo que los rodea, hacerles partícipes del mismo.

Enseñarles a leer, es enseñarles a interpretar su entorno de una manera que los vincule, desarrollando su sentido de comunión con algo más grande que ellos mismos, reforzando sus proceso de madurez mental.

Una vez dicho ésto, las estrategias para que el proceso de enseñanza sea exitoso deberá de ser lo más personalizado posible. El primer paso es apoyarse en técnicas que partan de ¨unidades¨ con significados completos, ya sea una palabra o una frase, hasta lo particular, como serian las ¨letras¨ que conforman ¨X¨ frase es decir (de más a menos).

Es por ellos que Mi libro Mágico te trae 3 estrategias que influyen de manera positiva en el aprendizaje de la lectura.

  • Lectura con imágenes
  • Lectura compartida
  • Lectura guiada

Lectura con imágenes:

Con ésto nos referimos a la necesidad de ilustrar al menor a través de artículos visuales que ayuden a reformar el uso ya sea de las letras o palabras que se estén aprendiendo. Una muy buena práctica es implementar tarjetas de gran tamaño y fijarlas en los espacios que el menor frecuente, como su habitación, sala, comedor.

A través de esta memoria visual y de retención con cartas gráficas que ilustrén a la perfección el significado de las letras acorde a la capacidad del menor.

Lectura guiada:

En esta estrategia de lectura tu como tutor demostrarás la correcta forma en la que se debe de leer. En voz alta darás lectura, buscando ser a medida de lo posible la fonética que señalan las palabras, así como pausas. Puede detenerse en una parte de la lectura para modelar o enfatizar la decodificación de una letra en estudio o preguntar a tu hijo sobre qué cree que sucederá a continuación.

Lectura en colaboración:

El hecho de que tu como padre te vuelvas parte del proceso de lectura influye en la percepción que tu niño genera de acuerdo a la estructura, fluidez, modos y características del lenguaje que conforme se desarrolla la lectura y se turno el tiempo de lectura el niño razonará los código para cuando sea su turno, siendo éste, oportunidad para que tú como tutor des instrucción directa acerca de la lectura justo cuando el niño esté leyendo, corrigiendo de inmediato y repitiendo hasta que haya sido comprendido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *