Cómo mejorar la dicción en los niños

 

El lenguaje tanto corporal como oral es uno de los elementos más importantes tanto para el desarrollo social del niño, como en el aprendizaje, pues, desde pequeños estamos destinados a la comunicación que transmitimos y adquirimos. Por esta razón, es que desde pequeños en importante motivar a tener buena dicción o pronunciación de cada una de las palabras.

La evolución del lenguaje oral avanza rápidamente, desde los 9 meses los niños empiezan a tener balbuceos o sonidos guturales que expresan para lograr satisfacer sus necesidades:

-A los 12 meses el niño tiene el conocimiento alrededor de 15 palabras
-A los 18 meses conocen aproximadamente 20 palabras
-A los 2 años alcanzan un conocimiento de 300 palabras, ampliando rápidamente su desarrollo cognitivo
-De los 2 años y medio a los 3 años su lenguaje se amplía a 1,200 palabras
-A los 5 años poseen un vocabulario de aproximadamente 2,000 palabras con un conocimiento significativo de cada una de ellas
-A los 6 años el niño es capaz de entablar conversaciones con una dicción correcta

Al no motivar esta área lingüística, podemos llegar a atrofiar en un futuro, el lenguaje escrito, pues en la lengua española “se escribe como se habla”. Por esta razón, te recomendamos seguir estos tips para mejorar el lenguaje de tu pequeño.

1. Empieza a modificar poco a poco las palabras que tu pequeño utilice frecuentemente:
Cuando comienzan a decir sus primeras palabras es normal que se salten algunas letras o que digan de distinta forma alguna palabra, pero a partir de los tres años es importante que empieces a corregir algunas palabras que dicen de la misma forma que cuando las aprendieron, para evitar que se haga un modismo y sea más fácil corregirlo.

2. No los regañes:
Es importante entender la diferencia entre regañar o corregir, ya que si los corrigen entenderán poco a poco la forma correcta de pronunciar; pero si los regañas puedes ocasionar que se asusten y provocar algún problema de lenguaje o de autoconfianza.

3. Articula correctamente: Al momento de corregir o dar alguna instrucción dentro de este periodo lingüístico, intenta articular y decir las palabras correctamente, recuerda que la mayoría del aprendizaje que tienen entre los 3 y los 6 años es por imitación.

En mi libro Mágico esperamos que estos tips te ayuden para un mejor desarrollo de tus pequeños, ponlos en práctica y cuéntanos en nuestras redes sociales su experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *