Cómo enseñar a leer a un niño de 6 años – Mi Libro Mágico

Mi Libro Magico, metodo asertivo para enseñar a leer.

CÓMO ENSEÑAR A LEER A UN NIÑO DE 6 AÑOS

Si de enseñar a leer se trata, existen varios métodos asertivos, en esta ocasión Mi Libro Mágico te propone dos métodos (analítico y global) con los que de una manera sencilla pero sobre todo efectiva, tu hijo aprenderá a leer. Pero vayamos de lo general a lo particular, ahora te explico.

Para poder iniciar con el proceso de enseñanza de lectura, debemos asegurarnos de que el niño tenga un nivel suficientemente amplio de lenguaje oral. Se estima que en promedio a los 6 años de edad, el niño contará con la capacidad para comenzar el aprendizaje de la lectoescritura.

Una vez detectados estos primeros indicios que indican que el niño está preparado para comenzar con el proceso de enseñanza, será entonces el momento justo para iniciar el proceso de enseñanza el primer método, llamado Método Analítico, éste seba en que el niño una vez que haya aprendido el ABCDARIO, inicie a formar sílabas como (MA, PA, BE). Sílabas con las que de una manera sencilla tu niño aprenda a agruparlas con el fin de crear palabras, teniendo como resultado MAMÁ, PAPÁ, BEBÉ.

Identificar palabras de una solo sílaba por ejemplo: GEL, PIE, SAL, REY, etc. para pasar con palabras más complejas como ROPA (RO-PA). De esta manera buscamos que el niño identifique las letras que componen una determinada palabra, por consiguiente él mismo será capaz de estructurarlas.

Por otro lado, el método Global se centra en enseñar las palabras más frecuentes de una conversación básica, en donde se busca asociar cada palabra con una ilustración (mental o tangible) que sea de suma relevancia en la vida del niño. Al presentarle al niño una serie de imágenes y/o representaciones y sonidos acompañados del texto, los ayudará a hacer conexiones importantes entre el objeto y la palabra (significado y significante).

Permitiendo el reconocimiento de las palabras a través de procesos mentales que les permitan asociarlas a aspectos trascendentes en la vida del pequeño.

Así también es conveniente ayudar al pequeño a aumentar su vocabulario, pues su nivel de familiarización con las palabras irá incrementando, así como su curiosidad por querer nombrar al mundo con ¨sus palabras¨.

Recuerda, cada vez que el niño te pregunte por el significado de una palabra, ayúdalo a resolver de la mejor manera posible su duda, no frenes su capacidad innata por explorar, conocer, y cuestionar sobre su entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *