Cómo enseñar a leer a un niño – Mi Libro Mágico

Mi Libro Magico. metodo asertivo para enseñar a leer

En Mi Libro Mágico sabemos lo fundamental que es conocer las habilidades y actitudes de los menores, y cómo estos factores son de gran relevacia para una acertada elección de instrumentos a implementar a la hora de enseñarles a leer.

Saber proyectar los beneficios de la lectura al momento de enseñar es enriquecedor para el pequeño. Hacerle saber a nuestros niños que leer implica poder entender su entorno, pues se desarrollan en un mundo lleno de letras.

Para poder iniciar con el procesos de enseñanza es necesario asegurarnos de que el niño tenga un nivel suficientemente amplio de lenguaje oral. Una vez que se detecte que el niño conoce el ABCDARIO será indicador para comenzar con el proceso de enseñanza de lectura.

Existen varios métodos asertivos para el proceso de aprendizaje de lectura, Mi Libro Mágico te propone una serie de elementos con los que de una manera sencilla, pero sobre todo efectiva, tu hijo aprenderá a leer.

Método analítico

Este método se apoya en el factor visual, una serie de instrumentos visuales ayudarán a permitir el reconocimiento de las palabras a través de procesos mentales que les permitan asociarlas a aspectos trascendentes en la vida del pequeño, lo que ayudará a estimular la lógica del niño.

Convirtiéndose en soporte de su desarrollo cognitivo, el cual le ayudará a asociar las palabras con imágenes, empezando con aquellas que resulten familiares para el menor, tales como: su perfil (nombre completo, edad, país, nacionalidad) para continuar con aquellas palabras de uso diario como los son objetos, así como aquellas ¨cosas¨ que resultan de su interés como su comida o película favorita, etc.

Ahora bien, debemos tener en cuenta que los horarios deben ser específicos, así como breves, pues la intención es acaparar la total atención del niño.

Sin embargo, breves repasos a lo largo del día son ideales para estimular al menor. Así también es conveniente ayudar al pequeño a aumentar su vocabulario, pues su nivel de familiarización con las palabras irá incrementando al mismo ritmo que su curiosidad por querer nombrar al mundo con ¨sus palabras¨.

Recuerda, cada vez que el niño te pregunte por el significado de una palabra, ayúdalo a resolver de la mejor manera posible su duda, no frenes su capacidad innata por explorar, conocer, y cuestionar sobre su entorno.

Mi Libro Mágico, método asertivo para enseñar a leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *